viernes, octubre 09, 2009

Ágora, la maldita

Leo en SinDioses que el Observatorio de Antidifamación Religiosa (OADIR), ha emitido una carta abierta a Alejandro Amenabar, el motivo, como os podéis imaginar, no es otro que la última película dirigida por él, Ágora. Como procuro ser un poco escéptico he ido directamente a la web de OADIR a ver si encontraba la carta integra. Y sí, ahí estaba, la pueden leer aquí, así me ahorro el andar copiando y pegando fragmentos de la misma, no vaya a ser que alguno me acuse de sacar la cosas de contexto.

El problema, según lo veo yo, es que el Observatorio de Antidifamación Religiosa parece tener un problema con la historia, y es que, guste o no, a Hipatia la asesinaron una turba de cristianos, esto está más allá de toda duda razonable. Así que, si uno quiere hacer una película sobre la filósofa, y ser más o menos fiel a los hechos, ésta deberá morir a manos de cristianos en medio de un fuerte conflicto religioso. Así pues, difícilmente puede haber difamación.

La última parte de la carta no tiene desperdicio, y es que recurre a un argumento de autoridad, lo cual evidentemente no tiene valor ninguno. En la carta se dice que otros Papas e importantes teólogos han afirmado que el cristianismo es una religión netamente racional. Claro, claro, será por lo de que María se quedo embarazada sin conocer varón, sí, que duda cabe, esto es muy racional, o por la creencia en el alma, muy racional también, y podemos seguir así un buen rato.

Por último, la traca final, es esta pregunta que cierra la carta:

¿Para cuándo una película que refleje la defensa de la razón y de la ciencia por parte de la Iglesia?

Reconozco que puede ser un buen tema para una película de ficción. Y para responder al “para cuando”, pues primero debería de suceder que la Iglesia defendiera la ciencia. Que yo recuerde, fue la Iglesia la que quemó en la hoguera a Giordano Bruno, por decir que las estrellas eran otros soles y que existían otros mundos, fue la Iglesia la que ajustició a Galileo por defender el modelo de Copernico, y por venirnos a tiempos más actuales ¿cuál es la postura de la Iglesia en la investigación con células madre embrionarias? O ¿qué tiene de racional y científico decir que los preservativos agravan el problema del SIDA?

Ya veremos si la película esta bien o no, pero para decirlo, primero habrá que verla, yo ya tengo entradas para esta noche. Ya contaré que tal.

Ismael Pérez Fernández.

15 comentarios:

  1. Anónimo10:14 a. m.

    "¿Por qué no ha recreado la atmósfera de Egipto, Irak, Afganistán, Palestina,… de hoy?"

    Sólo les ha faltado soltar esa otra de "¿Si el gustan tanto los moros porque no los mete en su casa?".

    ResponderEliminar
  2. De hecho, alguien les debería decir que el nombre que tienen no es muy acertado, debería ser Observatorio para la antidifamación católica, por que del resto de religiones no se preocupan mucho.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ismael, muy clarito tu comentario... ¿Para cuándo una película que refleje la defensa de la razón y de la ciencia por parte de la Iglesia?, pues me parece que vas a tener que esperar sentadito, porque la iglesia se empeña en defender la "fé", única y exclusivamente, sin pruebas, créete lo que te digo solo por que lo digo yo, punto. No es esa fé que todos usamos para creer en algo, si no esa fé en la que lo que yo digo lo tienes que creer por que si para que te pueda manipular. En fin, puede que sea una estrategia de publicidad.... "que hablen de mí, aunque sea mal..." quien sabe.

    ResponderEliminar
  4. Pues si, además de leer la carta, pinchas donde dice "más información en COPE" y te lees lo que pone ahí, ya se te puden caer los huevos del sitio, como diría Fabra.

    Verbigracia:


    Quien encarna las características de una antropología cristiana: caridad, benevolencia, serenidad, tolerancia, insobornabilidad, castidad, fraternidad universal, igualdad... es la pagana Hipatia

    ResponderEliminar
  5. AtheistWar4:25 p. m.

    El único problema que tiene la iglesia es el mismo que tenía hace 2000 años y que terminó con la quema definitiva de la biblioteca de Alejandría, y la destrucción de miles de años de experiencias acumuladas... el conocimiento.
    Yo creo que no hace falta una película como Ágora para despertar a la gente, en lo que se refiere a la iglesia... solo hay que ver los dos mil años de retraso, todos los hombres de ciencias muertos por la inquisición, las mujeres de pensamiento libre que eran llamadas brujas.
    A la iglesia lo único que le preocupa es mantener a las masas aborregadas (igual que la élite política actual) con el fin de que no piensen, porque cuando piensan nada de lo que dicen tiene sentido, y por lo tanto, la gente dejará de tener fe, y eso es dinero y poder que pierden (vaya, se puede aplicar directamente a los políticos actuales).
    Yo perdí mi fe en la iglesia desde casi del instituto, cuando comencé a leer libros normalmente, y asenté mi indiferencia hacia esa mitología con la llegada del gran conocimiento global... INTERNET.

    Por lo tanto pienso que Ágora (que espero que tenga éxito, igual que el código davinci, película que aunque anticlerical, mantiene la mitología cristiana) es una película que ayudará a mucha gente a ver el mundo de otra forma, y sentir que da igual que seas cristiano, judío, árabe o lo que seas, sino que los fanáticos (y la iglesia hasta hace poco lo era... y creo que sigue siendo) no trae nada bueno.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:45 p. m.

    http://replicasalaapostasiaprofesional.blogspot.com

    TESTIGO HUMANO

    ResponderEliminar
  7. Por más que se intente o se pretenda hacer creer lo contrario, la fe va por un camino y la razón por otro. Quizá a nivel personal haya quien conviva con ambas, pero institucionalmente, por decirlo así, son irrenconciables. La razón pide razones, la fe pide creencia. A partir de ahí cada cual compra lo que le interesa. O lo que le han inculcado.

    ResponderEliminar
  8. Cuando uno discute con cristianos sobre los horrores que el cristianismo ha producido durante su historia, siempre salen con la excusa de que el pensamiento cristiano fue pervertido por la Iglesia y que los primeros cristianos eran mansas ovejas perseguidas. Esta película de Amenavar llega en buen momento para demostrar que la verdadera cara del cristianismo desde sus mismos orígenes.

    ResponderEliminar
  9. Aquí en Uruguay no la han estrenado, pero el año que viene, dvd en mano se la haré ver a todos mis alumnos.
    No sé si los primeros cristianos eran ovejitas mojadas, cualquier persecusión por ideas me molesta.
    Aún siendo ateo defendería a cristianos perseguidos, pero eso no quita que tienen junto con el Islam la mayor cantidad de crímenes contra la humanidad que se registre.
    Deben equivaler, (perdón por la comparación que no será feliz), a 20 Hiroshimas-Nagasaky juntas...
    :-(

    Lo que hicieron con Ypatia quizás fue el principio de una larga, larga fila de crímenes.
    Yo siempre me pregunto: ¿Ésta gente que ejerce esa capacidad de no pensar que llaman fé, (y esto es evidente por lo que voy a decir a continuación), no han pensado que ser cómplices de muertes de personas que hoy sabemos inocentes es homicidio?
    Supuestamente toda esta panda de atorrantes estarían en el infierno.
    Tienen suerte de que no exista ninguno de estos ceuntos para asustar gente de fé. Es decir, no pensantes...
    ;-)

    Salu2
    Ateos

    Vean los videos subtitulados de They might be giants sobre ciencia y método científico en el canal de youtube AIA2009UY
    No se arrepentirán ;-)

    ResponderEliminar
  10. Anónimo3:09 p. m.

    Totalmente de acuerdo. Sólo una precisión, Galileo no fue nunca ajusticiado (en el sentido de ejecutado), pero sí enjuiciado. Se le obligó a retractarse públicamente de su concepción heliocéntrica o que se atuviera a las consecuencias (podemos intuir a qué se referían). Por pura supervivencia, aceptó, aunque desde luego siguió pensando lo mismo.

    ResponderEliminar
  11. Tiene razón, Galileo no fue condenado a muerte, sino que sufrió un arresto domiciliario, además de verse obligado de abjurar del modelo copernicano.

    ResponderEliminar
  12. Saludos,
    Me parece que este tal "observatorio Antidifamación religiosa" no es más que un organo de presunta censura al mejor estilo de la inquisición, dichosamente sin su mismo poder. La gente debe entender que hay algo que se llama libertad de expresión y en mi opinión esta debe ser absoluta. Además una pelicula es una pelicula y el autor puede usar una serie de recursos que en ocaciones pueden alejarlo un poco del rigor historico. Yo soy de la opinión que el autor intelectual del cruel asesinato de Hipatia no fue otro que "san" Cirilo de Alejandría.

    ResponderEliminar
  13. Hola Juan Carlos, cierto hay que recordar que es una película, no un libro de historia, por lo que el director puede tomarse ciertas licencias. Es curioso que todos estos puristas que quieren un rigor histórico no se hayan quejado (si no has visto la película no sigas leyendo) de como se representa la muerte de Hipatia, ya que Amenabar no la retrata como fue, Hipatia fue desgarrada, troceada y sus restos se pasearon por la Vía Canopia de Alejandría.

    ResponderEliminar
  14. Amenábar lo ha pintado todo como más le ha gustado: A Hipatia como una mártir de la ciencia, sin serlo, y su muerte como una eutanasia. En ningún momento le ha dado nada al espectador que éste no sepa digerir, salvando quizá el empacho de astronomía con el que pretende impresionar a la plebe.

    ResponderEliminar
  15. ¿Empacho? Pero si de astronomía no se alcance ni los 30 minutos en toda la película y ademas espaciados.
    No sé que película habrá visto usted, pero yo no vi a Hipatia como una mártir de la ciencia sino como una victima del fanatismo religiosos.

    ResponderEliminar